Brujas bucaneras,  Recomiendo

Proyecto Mirar el Mundo

Les comparto este proyecto de mi amiga Pato Pereyra, docente de biología y mediadora de lectura, en el que sus alumnos comparten fotografías de seres vivos. Sigo este proyecto de cerquita hace varios años. Pato invita a la gente a entrar, ver y comentar las fotos como una forma de mostrar el trabajo y entusiasmo de sus alumnos y yo hago extensión de esa invitación acá desde el  blog.

Pato Pereyra es docente y mediadora de lecturas. Es una máquina de leer y recomendar. Sus redes y su blog son un espacio hermoso donde pasar y quedarse, a leer, a escucharla, a encontrar lecturas recomendadas, a compartir lecturas, a conversar en los comentarios (dejo abajo de todo los links para seguirla). Tengo además la suerte de poder contarme entre sus amigas (¡eso creo! ¡sí!, acá  me dice por cucaracha que sí, que no lo ponga en duda) y -esto seguro que sí- además somos cómplices fanáticas de la lectura en general y últimamente de Neil Gaiman en particular (además de ser una bruja bucanera con la que compartimos la nave de la que ya he hablado en este blog).

Hace varios años que lleva adelante este Proyecto Mirar el Mundo con sus alumnos de secundario, invitándolos a encontrar los seres vivos que los rodean y retratarlos con el celular nomás, como una forma de invitarlos a mirar más atentamente a su alrededor. Y dejan plasmado los resultados en una cuenta de Instagram.

Me parece mágico ver el cielo a través de las copas de los árboles. Foto: Abril

Este será un posteo breve porque lo que me interesa es contagiarles las ganas que me dan siempre a mí de ir directo al IG del proyecto ¡y este año también a un padlet! a mirar, megustear y comentar las fotografías. Les dejo un breve texto de Pato y el camino hacia las fotos. Gracias anticipadas a los que entren a ver y participar.

Dice Pato: “Este muro de fotos es parte de un proyecto que repetimos cada año con mis estudiantes clase en de biología (Escuela Secundaria Pública en CABA). Fotos de seres vivos, no gatitos ni perritos, (que siempre es lo más fácil), sacadas con el celular. Los objetivos son detenerse, observar, hacer una pausa y esperar en la vorágine diaria, mirar el mundo que nos rodea, aprender de su diversidad. En situación de pandemia, sin poder salir a la calle, no tenía pensado hacerlo pero surgió de ellos y ellas. Participaron menos que otros años, fue difícil de organizar, comenzarlo al mismo tiempo que nos conocíamos (en Buenos Aires, alcanzamos a tener una semana de clases). Fueron llegando fotos, se animaron. Votaron sus favoritas y hubo premios (libros, en primer lugar, y luego lo que me pidan). Viviendo esta situación tan difícil para todos y todas lograron crear belleza, y compartirla. Nos detuvimos a mirar. Y como ocurre siempre, ¡me sorprendieron!”

¿Alguna vez les dije que amo las mariposas? Foto: Cami

Proyecto Mirar el Mundo en Cuarentena ¡El padlet!