El lugar donde nacen las palabras (Historia de los Cuatro Rumbos #3)

Comentario del tercer tomo de la Historia de los Cuatro Rumbos: “El lugar donde nacen las palabras” de Márgara Averbach. La saga está cada vez mejor. No puedo ni quiero salir de ese mundo enorme de fantasía que creó la autora.

“Hay un lugar en el que nacen las palabras del mundo. Para llegar a él hacen falta un gesto, una mirada, un silencio, un paso. Eso dicen las historias”. Cuando llegué a esta parte del libro subrayé y guardé en la memoria. Más adelante, el gesto, la mirada, el silencio y el paso tendrían su protagonismo pero en esas primeras páginas yo no lo sabía. Pero igual la oración me pegó fuerte en la emoción. Hacía tan solo unos días había leído a Eugenia Almeida hablar de la escritura como “gesto” en su maravilloso libro “Inundación” y esos lazos que articulan las lecturas los siento en mi camino lector como una charla -mate mediante- en mi terraza con las queridas escritoras, una mateada que sucede solo en mi imaginación y teje una red temblorosa y brillante entre los libros y mi vida. Magia.
.
“El Lugar Donde Nacen las Palabras” es el tercer tomo de la saga “Historia de los Cuatro Rumbos” de Márgara Averbach que me tiene fascinada por su trama, por la musicalidad de la escritura de Márgara que convierte en poesía a la fantasía que emana de sus páginas. Música, fantasía y magia, una argamasa que me puede y me podrá, siempre. Sucede durante ese instante breve y luminoso en que unas pocas palabras hacen música, aprietan el nudo en la garganta de la emoción y desborda la mirada de brillo acuoso. Magia.
.
En este viaje de la historia, los magos de Alera y sus amigos de Collar de Perlas viajan al Sur, a Horizonte Oblicuo, el continente que fue selva devenida en desierto, arrasado y esclavizado por la gente del Norte. Por más que los magos protagonistas vayan a ayudar y con buenas intenciones, en el sur son forasteros y los lugareños desconfían de su magia individual. Porque en Horizonte Oblicuo “la magia del sueño de muchos era un coro, una música que se construía entre muchos, con los ojos cerrados, en la noche”. Una magia, como un Sueño Grande, capaz de hacer nacer un bosque o una selva en el sueño colectivo. Un Sueño Grande que lo que permite es tiempo. “Un rato apenas para matar un árbol, decía Ata en Alera; siglos para verlo crecer. El Sueño Grande levantaba una selva en una sola noche sabia por el camino corto, costoso, de la magia de muchos”. Magia
.
Mis hijas me han preguntado varias veces si creo en la magia. Cada vez les he dicho que sí, cada vez. La magia es el instante en el que nos reconocemos en el perfecto y preciso lugar donde nace/brota/brilla una emoción única. Nunca dura más que una fracción de segundo, si hay suerte, quizás un instante más. La magia en la que creo es coral, siempre lo ha sido, comunitaria y colectiva. Tanto como que he cantado en coros cada vez que tengo la oportunidad. En la Cantoría de la Merced cada voz hace un aporte pero el coro no es la suma de esos aportes, es algo nuevo, único. Un coro es a la vez un conjunto y una unidad. Como la magia de este libro. No es lo mismo ser expectador desde afuera. Desde afuera quizás deviene emoción, desde dentro se siente Magia. Como hace dos noches, Lucas Heredia y su compañera cantaron “Tumbas de la Gloria” en un evento que era música y poesía al abrigo de una comunidad abrazada en el silencio de la noche. Un gesto y alguien en el público se sumó a cantar. Al siguiente estribillo cantamos todos. Magia.

.
Dice Márgara: “la magia era una porque era muchas; cada magia decía lo suyo en el concierto mágico del mundo”. Y en Horizonte Oblicuo todos comprenden que para llevar adelante el Plan, para combatir la crisis, para tener una chance, se deben unir las magias, todas ellas. Incluso el odio que puede ser bueno, el que brota del horror y se convierte en puño y resistencia. Necesitan una fuerza nueva, con el esquema complicado, extraño de una colcha fabricada con cientos de tejidos diferentes. “Era una sola, pero era muchas, como la lluvia”.
.
En este tramo de la historia hay aventura, hay amor y comunidad pero ante todo hay guerra, hay muerte, hay esclavitud, hay desgarro, desarraigo y soledad, hay destrucción. Y después de la destrucción nunca hay ni habrá descanso.

Info del libro

El lugar donde nacen las palabras
Saga Historia de los Cuatro Rumbos (tomo III)
Márgara Averbach
Ediciones SM, Junio 2008
19x12cm, encuadernación tapa blanda
296 páginas
ISBN: 978-987-573-195-0

+Info

Márgara Averbach en Facebook: https://www.facebook.com/margara.averbach


Pueden leer la reseña y seguirme en Goodreads por acá: https://www.goodreads.com/review/show/3026488868