La rosca profunda y otros ensayos

Un imperdible libro de ensayos de Matías Moscardi, editado por Prebanda Ediciones. Les comparto mi lectura y los invito a leerlo.

Cada ensayo es una habitación con muchas puertas que se abren, a una multiplicidad de lecturas.

“Los sonidos de la ciudad estaban presentes mientras el libro se producía, editaba y mandaba a imprimir. Todos y cada uno de los sonidos” así cierra el libro en su colofón. Pero esos ruidos a los que aducen los editores son los ruidos de la segunda etapa, aquella en la que los ensayos que habitan el blog de Eterna Cadencia se encontraron y acomodaron para volverse en libro. Ruidos que acompañaron la mutación de discursos digitales a un único objeto tangible, artefacto de lectura con un cierto peso, textura, aroma, con un diseño cuidado y 23 ensayos ordenados de una cierta manera y no otra.

Los ruidos de los vecinos, la gata, el programa de Netflix y los bocinazos de la calle cercana que menciona el colofón se vuelven soundtrack de la edición de los ensayos. Navego por el índice del libro como por un mapa. Los márgenes de cada título se mueven de izquierda a derecha y otra vez a la izquierda sin establecer claramente una estructura de temáticas subordinadas. Son un espejo de la experiencia de lectura.

Cada ensayo es una habitación con muchas puertas que se abren, a una multiplicidad de lecturas. Hay ensayos que reflexionan sobre la lectura misma, sobre la oralidad, sobre los sueños y la hipnosis, sobre la danza, sobre la filosofía y las preguntas que nos hacemos, sobre el capitalismo, el consumo, las fábricas, la prisión, el encierro, el suicidio, la tristeza y el dolor, los gatos, los besos de película, el “alma” de las bellas artes.

Cada ensayo abre puertas a una multiplicidad generosa de recomendaciones de títulos, cine, autores, siempre como una excusa para reseñar un libro o para divagar sobre un tema. El autor conoce el recorrido, sale de un ensayo, abre una puerta, entra al próximo ensayo, abre otra puerta y sigue avanzando.

Un café, la naturaleza y el murmullo del río. Mientras tanto, la lectura de La rosca profunda.

Sabe a dónde va, el laberinto es su casa y la recorre sin tropiezos. El lector avanza a su lado, intuye recorridos, o destinos pero se queda con las ganas de recorrer cada habitación, descubrir si dentro hay nuevas puertas, estudiar los decorados, revisar si hay estantes con bibliotecas. Con cada ensayo dan ganas de quedarse a saborearlo, a buscar los libros que Matías menciona y que son lecturas pendientes, a estudiar a los autores, hacerse el tiempo para repetirse las preguntas formuladas, revisar qué opina al respecto. Antes de seguir avanzando.

Si hay una relación buscada entre un ensayo y el siguiente es tarea del lector encontrar esos lazos que tejen redes de sentido. Y es que sí, al avanzar uno tiene la sensación que se habla de cosas distintas en lo particular pero que el libro es un gran discurso sobre algo que sostiene una unidad en lo general.

Si hay una relación buscada entre un ensayo y el siguiente es tarea del lector encontrar esos lazos que tejen redes de sentido. Y es que sí, al avanzar uno tiene la sensación que se habla de cosas distintas en lo particular pero que el libro es un gran discurso sobre algo que sostiene una unidad en lo general. ¿O es acaso simplemente el hecho de que estén juntos, encuadernados en un mismo objeto tangible lo que carga a todos esos discursos de una unidad a la que como lectores queremos acceder? ¿Como lectores esa es nuestra búsqueda?

Como dice el autor en uno de los ensayos: “la marioneta de la escritura parece amenazar con cortar los hilos del titiritero que la mueve”, y me pregunto ¿quién es el titiritero? ¿es el autor de los ensayos? ¿es una tarea conjunta con los editores que ordenaron un laberinto a recorrer al colocarlos unos junto a otros? ¿o somos los lectores quienes encontramos las puertas de entrada y salida justo allí donde queremos que estén?
Para cerrar me pregunto entonces de qué manera afectaron la escritura los ruidos iniciales, esos que acompañaron al autor mientras armaba los ensayos en primer lugar. O al revés, qué rol tuvo el sonar del río, intempestivo e imparable que acompañó mi lectura.

Los ensayos

Info del libro

La rosca profunda y otros ensayos

Matías Moscardi
Prebanda Ediciones, colección Don Electrón, Octubre 2018
20 x 15 cm; 120 páginas; rústica
ISBN 978-987-42-9653-5

Publicado originalmente en la nota del periódico cordobés La Nueva Mañana el 18 de enero de 2019: https://lmdiario.com.ar/noticia/125540/leemos