El viajero

“El viajero” una belleza poética de Susana Cabuchi, editada por Viento de fondo. Breve comentario y dos poemas.

La infancia se guarda en el recuerdo como una época y un territorio propio de los niños. Juegos, tareas, estudios, una rutina con compañeros habituales, donde los adultos cumplen su rol y este difícilmente es convertirse en compañero cómplice de esa infancia. Sin embargo, a veces irrumpe un personaje diferente en esas tardes de tiempos lentos. Un adulto, con mirada triste y tiempo pausado, con historias de otros parajes, autorizado por los padres para quedarse un tiempo, cómplice de los niños de la casa, un puente entre la infancia y la adultez, un amigo grande, con la sabiduría que le han dado los años pero con ganas y curiosidad aún jóvenes para compartir con los más pequeños.

Los 25 poemas de “El viajero” cuentan de un breve tiempo en que el viajero permaneció en la casa. La narradora encuentra su voz niña y lo recuerda convocando la magia, sentado bajo la higuera mirándolos jugar, tejiéndoles coronas de hojas verdes para sus cabezas, enseñándoles palabras en otro idioma, acompañándolos en paseos y labores y hablándoles de música. “El viajero y el mar se parecían” dice ella y el lector puede sondear a través de los versos el silencio del viajero en sus ojos de tristezas. Ella no sabe por qué vino, ni su historia o sus proyectos cuando se marchó, esas cosas no se le cuentan a los niños, pero la presencia del viajero perduró siempre en su memoria.

“Cuando sean grandes no dejen de buscar espejos al final de la lluvia”, dijo él y la niña herida hoy devenida poeta rastrea en su infancia cómo ver esos espejos en los charcos, cómo descubrir en el ruido de un papel metalizado de chocolate el sonido brevísimo de un ala de mariposa al quebrarse. La mirada de una infancia, tal vez la propia, guardada en unos inolvidables poemas que retratan el breve momento en que dos almas, tal vez gemelas, se cruzan y se encuentran fortuitamente, descubren en sus miradas tristes una complicidad que los unirá por siempre y se obsequian palabras para el camino.

Las cubiertas


Dos poemas

1

Detrás de las cortinas,
la luna.
Silban
dos pájaros nocturnos
y el silencio.
Han llamado a la puerta.

Dijeron:
tiene los ojos tristes,
se nota
que no ha comido
en días,
su ropa está manchada.

Trae el olor del jume,
dice la madre,
el olor de mi pueblo
cuando soplaban los vientos del sur.
Puede quedarse.

17

Al ingresar a una sala
que no usamos,
el viajero descubrió
el viejo piano.
Apenas rozó algunas teclas
y salió
apresuradamente de la casa.
Se dirigió
hacia las colinas
como si tuviera que hacer
algo muy importante
pero creemos
que se alejaba
para que no lo viéramos llorar.

Poemas de “El viajero” de Susana Cabuchi.
Gentileza Viento de fondo


Una apuesta por la cultura libre

Gastón Sironi, el editor de Viento de fondo, ha liberado el pdf del libro, para poder leerlo completo online. En una entrevista que le realicé en La Nueva Mañana durante el 2018, apenas salió el libro, me decía al respecto: La escala en la que trabajo es muy pequeña. No tengo una estructura, ni el deseo de una empresa. Y al no tener distribución, siento natural que los libros, los discos y los videos puedan verse y escucharse en forma gratuita en el sitio de Viento de Fondo, desde cualquier lugar del mundo. Me interesa además salir en la medida de lo posible de la lógica industrial, y esa escala permite no replicar una dinámica mercantil en la que todo se compra y se vende o debe ser económicamente sustentable”.

Es así que los invito fervorosamente a navegar el sitio web de la editorial, y por supuesto, a leer el libro “El viajero” de Susana Cabuchi, para lo cual les dejo el enlace a continuación.

>Podés leer completo “El viajero” en este enlace<

El viajero

Susana Cabuchi
Viento de fondo, Octubre 2018
20 x 14 cm; 60 páginas; rústica
ISBN 978-987-29042-6-5