“Empecemos antes” un libro multicolor

Luis Paredes y su hijo Agustín Paredes Grezzi crearon juntos “Empecemos antes”, un libro ilustrado donde cuentan la historia de una familia en la que, de a poco, los estereotipos de nena (rosa) y varón (celeste) empiezan a mostrar grietas por las que avanza la violencia de género. Entrevista a Luis Paredes, uno de los autores. 

Conozco a Luis hace unos cuantos años. La energía que lo impulsa en el día a día parece no tener fin. Más de una vez lo he escuchado decir que a él no se le da muy bien hablar, que prefiere dibujar. Y dibuja, dibuja, dibuja y dibuja a tal punto que me atrevo a decir que es un verborrágico y muy apasionado conversador. Participa de todas las movilizaciones y luchas en las que se siente comprometido y para cada una de ellas tiene una palabra que decir (una ilustración en realidad). En este último tiempo participa activamente en la movida #niunamenos, sobre la violencia de género, pero cuando uno ve que se dice mucho y no siempre se ven los resultados, intuye como hizo Luis, que para ver resultados hay que meterse en el asunto más de fondo, sondear de dónde vienen los problemas y tratar de cambiar de actitud justo ahí. Su aporte busca trabajar el tema de la violencia de género a través de un libro con los más chicos. Es un libro silencioso (se llama así a los libros ilustrados que cuentan una historia solo desde la imagen, sin incluir textos), desde el cual permite inferir cómo los estereotipos de nena y varón se generan desde el mismísimo nacimiento y que de alguna manera van formateando nuestra manera de pensar(nos) como hombre y mujer.

empecemos-antes-ilus-01 empecemos-antes-ilus-02 empecemos-antes-ilus-03 empecemos-antes-ilus-04

El libro

La familia tipo que protagoniza la historia son mamá, papá y dos hijos, nene y nena. La mamá y el papá son blanco y negro, la nena es rosa y el  nene es celeste. A lo largo de las páginas interactúan y comparten diferentes situaciones de la vida, y se van marcando de manera cada vez más clara qué ideas tienen esos papás sobre las cosas que hacen las nenas (leer cuentos de princesas por ejemplo) y qué los varones (no llorar, por ejemplo), por mencionar solo los primeros que me vienen a la mente. Avanzada la historia, aparece la situación de violencia. Es muy interesante cómo Luis transformó al papá mientras la violencia lo invade, como se metamorfosea en un monstruo que asusta, no solo a la mamá, si no también a los chicos, que salen a buscar ayuda.

Mientras leía la historia y llegado a este punto, me pregunté si no era una síntesis demasiado básica, si podemos pensar en compartimentos tan estancos y separados, si el machismo es tan así, tan rosa y tan celeste, si los lectores del libro no podían sentirse ¿atacados? por esta forma de representar a la familia. Y ahí es cuando vino Luis a dejar la espina clavada en mi interpretación. Ahí, al dar vuelta una página, logró hacerme visibilizar cuánto de estereotipo cargo yo misma en mi forma de pensar. Porque los chicos buscan ayuda y se encuentran con otra familia, pero esta vez multicolor. Ahí es cuando entra en juego una multiplicidad de capas en la lectura de la historia. Que la familia rosa y celeste es solo una familia, una cualquiera, y que hay muchos otros tipos de familia, y si por un instante la lectura genera algún tipo de molestia o incomodidad ¿puede ser porque instintivamente uno siente una suerte de identificación con la familia protagonista? Y una pregunta más interesante aún ¿podemos sentirnos identificados con la familia multicolor? ¿Actuaríamos como ellos si se diera la situación de la historia?

empecemos-antes-ilus-05
Descarto que el libro será del interés (y me atrevo a decir de lectura obligada) de los grandes, padres, tíos, abuelos, docentes, mediadores de todo tipo y gente adulta en general, que no somos pocos los que a veces descubrimos que las ideas que nos constituyen y nos dan identidad están pintadas de rosa o de celeste y serían mucho más interesantes si ampliáramos la paleta de colores.

empecemos-antes-tapa-libro

La entrevista

Le hice algunas preguntas a Luis sobre la producción del libro, la experiencia de trabajar con su hijo Agustín de 5 años y las expectativas que tiene para el libro (que solo está publicado como una edición digital, con licencias Creative Commons que permiten su uso libre y que está disponible para descarga). La entrevista fue escrita por lo que las mayúsculas y signos de exclamación son de Luis. Les comparto sus respuestas.

empecemos-antes-entrevista

¿Qué te motivó a armar este libro?
La necesidad de hacer algo más allá de sacarme una foto con el cartel de #niunamenos. Siempre pensé que las cosas que más nos quedan grabadas en la memoria son las que aprendemos al ver cuando alguien hace, no solo dice. Creo que, si enseñamos a niños pequeños a respetar a sus prójimos, de grande vamos a tener a personas más respetuosas de la vida, es mi apuesta a eso.
También una desesperación de ver cómo siguen sucediendo femicidios y de cómo muchas personas todavía reaccionan con un “y bueno, algo habrá hecho para que le pegaran así” (!!!)
Esas actitudes me demostraron que hay un machismo y un patriarcado MUY instalado tanto en hombres como en mujeres.

También en el cuadro final, él me pidió que pintáramos juntos el corazón y eso significó muchísimo, porque fue en el único dibujo que quiso que lo ayudara y eso es precisamente la idea que quería transmitir: que ese tipo de amor se construye entre varios.

¿Qué sentiste al trabajar la producción integral de “un libro” junto a tu hijo? ¿Marcó algunos límites o limitaciones o por el contrario te abrió  nuevas puertas o ideas?
“Trabajar” con mi hijo Agustín es lo más. Cuando nos sentamos en la mesa con hojas en blanco y lápices y colores, somos dos niños jugando, así que lo disfruto MUCHÍSIMO. En cuanto a este libro en particular, fue como ilustrar una charla, más allá de la típica “Mirá hijo, estas cosas no se hacen”, sentí que mejor era dibujarlas (me sale más natural dibujar, que hablar).
Y al hacerlo partícipe, sentí que se involucraba más él mismo. Muchas cosas que pasaron después hicimos referencia a tal o cual dibujo, y mientras iba descubriendo algunos dibujos se sorprendía y me decía: “esto no lo hacemos en casa, ¿no?”, “qué bueno que ayudamos a mamá” y cosas así.
Por otro lado, me sirvió para pasar más tiempo con él y conocer sus tiempos. Un día pintaba muchos dibujos y otro solo uno o dos y me pedía que jugáramos a otra cosa, así que demoramos en terminar el libro el tiempo que él sintió necesario para terminarlo.
En principio solo iba a pintar, pero en algunos casos también quiso dibujar y él decidía dónde y qué. También en el cuadro final, él me pidió que pintáramos juntos el corazón y eso significó muchísimo, porque fue en el único dibujo que quiso que lo ayudara y eso es precisamente la idea que quería transmitir: que ese tipo de amor se construye entre varios.
Ahí me di cuenta de que Agustín me había entendido desde el principio lo que yo quería decir con esta historia.

empecemos-antes-autores

¿Alguna anécdota?
Hablando sobre violencia tuvimos una charla que derivó sobre los militares y las guerras y de cómo a los militares los entrenan para matar a los enemigos. En ese momento, me miró serio y me dijo: “Pero, ¿y si los enemigos son buenos?”. Así que de esa frase salió la idea para nuestro próximo libro, y esta vez él va a dibujar también.
Otra situación fue cuando en su colegio mostré el libro ante sus compañeros para ver qué opinaban, y cuando les conté que lo había pintado él, lo miré y vi que le daba vergüenza y orgullo al mismo tiempo. No sé cómo explicar su cara, pero sé que solo pude entenderla por haber hecho esto juntos.

¿Por qué lo titulaste “Empecemos antes”?
Porque siempre creo que es mejor prevenir, creo en el poder de la educación, de los trabajos a largo plazo, no en los parches y en las acciones apresuradas. Sé que en algunos casos hacen falta acciones inmediatas, pero creo más en que si a los niños de ahora les enseñamos a respetar a las otras personas vamos a tener adultos más tolerantes y espero que continúen esa cadena con sus hijos. También creo que el arte puede influir o cambiar algo y eso también busco transmitírselo a mi hijo y a mis alumnos.

empecemos-antes-ilus-agustin

¿Por qué decidiste trabajar las diferencias desde los colores?
Yo doy clases de Arte en la escuela John Dewey de mi hijo, y ahí hay resmas de colores para dibujar, hay varias de muchos colores. Un día, a propósito, le di a los varones las hojas rosas.
Casi TODOS se quejaron y me decían “¡¡¡PROFE!!! ¡¡¡¡se equivocó de color!!!! las rosas son para las nenas”, y ese fue el puntapié inicial para el libro: tratar de cambiar la idea de que hay colores para nenas y para nenes. Ahora ellos usan todos los colores y ya no me dicen nada si les doy rosas a los varones o celeste a las nenas.

¿Qué características creés que definen o podrían representar a la familia multicolor, comparándola con la rosa-celeste?
Mayor apertura mental, respeto a otra clase de familias, no solo a las tradicionales, respeto y aceptación a padres con parejas de su mismo sexo, tolerancia a los que son distintos a nosotros, amor, empatía y solidaridad con los otros, sobre todo con los niños que están en riesgo, compromiso y no tener miedo a involucrarse en causas justas.

empecemos-antes-ilus-06

Quiero que sea un libro incómodo, que lleve a movilizar ideas y personas.

¿Qué expectativas tenés para este libro? ¿Qué caminos te gustaría que recorriera?
Me gustaría mucho que llegue a escuelas, que las maestras y maestros se apropien de él y lo trabajen con sus alumnos, que sirva para detectar situaciones potencialmente de riesgo en algunos hogares, que sirva para colocar el tema en discusión. Quiero que sea un libro incómodo, que lleve a movilizar ideas y personas.

¿Por qué usás licencias Creative Commons? ¿Qué creés que le aporta al libro y a vos como autor?
Todos mis libros anteriores fueron publicados bajo este tipo de licencia porque creo en el conocimiento abierto, creo en que compartir libremente un libro es la mejor manera de que más personas lo puedan conocer. Y, en este caso en particular, lo que más me interesa es que todo el que quiera pueda descargarlo y modificarlo, también hice una versión en blanco y negro para que cada quien lo pinte a su gusto y a su realidad. También con hojas en las que solo está el escenario dibujado para que dibujen sus propias vivencias. De alguna forma si tienen alguna necesidad, la puedan plasmar en dibujo si no encuentran otra forma de pedir ayuda o de decir algo.
¿Y qué me aporta a mí? Mucho. Primero, poder haberle transmitido a mi hijo mi idea y mi postura con respecto a la violencia de genero, haber reforzado su vínculo con sus hermanas y prima y amigas. Sentir que hago algo más allá de la foto por la causa de #niunamenos, y en lo gráfico me sirvió para empezar a utilizar colores.

¿Cómo ves la movida #niunamenos en Córdoba? ¿Cómo pensás que la gente puede sumarse? ¿Cómo proponés encarar el tema con los más chicos?
Este año me involucré más con la organización #niunamenos Córdoba, gracias a que me invitaron a participar de sus reuniones para la organización de la marcha del 3 de junio pasado. Veo mucha gente involucrada (lamentablemente en las reuniones un 99% de mujeres solamente) pero también vi que hay mucho tiempo y esfuerzo que se diluye en discusiones sobre temas políticos partidarios, también veo que hace falta más de escuchar y hacer por las mujeres que en este momento están pasándola mal.
Al final del libro para colorear hay una hoja donde le pido a las personas de librerías o los lugares donde se vaya a descargar que coloquen los teléfonos de contacto y de interés de esa ciudad o lugar donde va a ser visto el libro para que si algún lector necesita ayuda tenga un canal para pedirla.

Y pienso que la forma de tratar este tema con los niños es desde el respeto y la no subestimación de ellos. Muchas personas me dijeron que este es un tema complejo y que por ahí algunos dibujos y situaciones no las iban a comprender. Hice los dibujos, los llevé y se los mostré a mis alumnos de 3,4 y 5 años y lo captaron al vuelo. Ellos la tienen mucho más clara que nosotros, son el futuro y debemos tratarlos como tal.

empecemos-antes-ilus-final

Sobre Luis Paredes

Estudió Cine y Televisión. Fue miembro del estudio Garabato Animaciones con el que creó Orson, la primera serie de animación del interior del país. Luego, incursionó en la animación 3D realizando publicidades. Trabajó en postproducción y edición en televisión y, desde 2010, está dedicado a su gran pasión: la ilustración infantil. Tiene varios títulos publicados (algunos impresos, y otros digitales) siempre con Licencias Creative Commons, entre ellos:

  • Ave Sedario, 2012
  • Crónicas de un Súper Papá (junto a Cristian “Teti” Cavo), 2013
  • Abril y Patricio, 2014
  • Pez-sedario (para whatsapp), 2015
  • Empezar antes, 2016

Otros libros ilustrados por Luis son: “Peinate que viene Gente” y “Peinate que viene Gente Vol. II”,  
“La Belleza del Escándalo” y “Menage a Trois” de José Playo, “Cine a la Intemperie” de Griselda Moreno y Viviana Garcia y “Paredes Prestadas” con Irene Presta. “Comunicación estratégica, organización de eventos institucionales y ceremonial” y “Cirilo Cantolino” de Loli Farías.

El libro para descarga gratuita

El libro no está publicado de manera impresa. Es un libro digital que puede descargarse y compartirse libremente, ya que está publicado con Licencias Creative Commons. Dejo aquí los enlaces de descarga de la versión color y la versión blanco y negro para colorear.

En colores
Fuente original: facebook de Luis Paredes (álbum de fotos)
Fuente original: PDF en Drive de Luis Paredes (archivo pdf para descarga)

En blanco y negro
Fuente original: facebook de Luis Paredes (álbum de fotos)
Fuente original: PDF en Drive de Luis Paredes (archivo pdf para descarga)

Por supuesto que están más que invitados a dejar comentarios, descargar, compartir y difundir.

Esta entrevista también está publicada con licencias Creative Commons Licencia Creative Commons bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Por comentarios y consultas pueden escribir a mi mail: barbicouto@gmail.com