En el circo de hoy en el Senado no faltó ningún artista ni abogado, pero a los ciudadanos no nos dejaron hablar