Diseñar una revista desde cero

Cuando uno se dedica al diseño editorial pueden pasar 3 cosas:

  • Que diseñes tus propias revistas.
  • Que te entre una revista con una identidad y una historia ya en camino y que tengas que darle un giro de tuerca, probarle un rediseño que la actualice y le siente bien y seguir camino.
  • Que te entre un proyecto de revista nueva y tengas que pensarle una imagen y una identidad visual completamente nueva.
Hoy estoy justamente con un proyecto de revista nueva entremanos, así que ése será el tema de esta nota, que iré entregando en etapas: Cómo pensar el diseño de una revista desde cero.

I. Análisis previo del proyecto (Nota de hoy)
II. Armado del diseño original
III. Diseño de las revistas subsiguientes y conclusiones

I. Análisis previo del proyecto
Antes de comenzar efectivamente el proceso de diseño en el programa, es necesario hacer un análisis de diferentes variables, en pos de entender el proyecto que tenemos entre manos, evaluar si el material que tenemos será suficiente y servirá, calcular plazos para las entregas y poder definir una estética coherente y cohesionada para el proyecto, para que la comunicación de su contenido sea lo más eficaz y estética posible.
En este punto no importa que el trabajo sea un proyecto nuevo o que se trate de un  re-diseño. Este análisis es importante puesto que nos permite saber, desde el principio, a qué nos enfrentamos y nos permite brindarle un asesoramiento al cliente. Asimismo, este conocimiento y análisis del contenido del proyecto y su contexto de producción nos permitirá (en tanto diseñadores) lograr una idea global y totalizadora que haga funcionar a la publicación como un todo coherente.
Las variables a tener en cuenta serían:
  • a. Proyecto (tipo de publicación)
    CLIENTE
    PÚBLICO
  • b. Limitaciones técnicas
    FORMATO / TAMAÑO
    COLORES
    CALIDAD DE IMPRESIÓN
    PAPELES
    TERMINACIÓN
  • c. Contenido
    TEXTOS
    ILUSTRACIONES
    OTROS (por ejemplo, gráficos)

a. Proyecto | sobre el CLIENTE

Este proceso de análisis comienza en la primer reunión con el cliente, a quien debemos hacerle la mayor cantidad de preguntas posibles acerca del proyecto.  Esta es la instancia en la que debemos sacarnos las dudas y comprender qué tipo de publicación es la que desea y/o necesita, qué es lo que trata de comunicar con ella y a quién va dirigida.

La consigna sería: Preguntar lo que haga falta sin límites.  ¿qué quiere “comunicar” con la publicación? ¿cuál es el objetivo / propósito del medio?  ¿qué pretenciones tiene para la publicación? -pretenciones estéticas, pretenciones informativas, pretenciones alusivas a la vida del proyecto (inicio, estabilidad, crecimiento, frecuencia), qué limitaciones técnicas existen o no para la realización del medio, quién será el responsable de producir los contenidos y si tendremos acceso a esa persona, etcétera.

a. Proyecto | sobre el PÚBLICO

Dado que es poco probable que tengamos contacto con el público del medio, deberemos hacerle al cliente las preguntas pertinentes, a fin de construir un perfil de público. De esta manera, las diferentes elecciones tipográficas, estéticas, etcétera, tendrán un sentido y un propósito: lograr una comunicación con el público receptor que sea lo más acertada y coherente posible.  ¿a quién va dirigida la publicación?  ¿cómo es ese público? (características sociales, etáreas, culturales, educativas, de género, su ocupación, intereses, etcétera).

b. Limitaciones técnicas | FORMATO y TAMAÑO

El formato es el área total de la que se dispone para realizar un diseño, (incluye la caja tipográfica  y los cuatro márgenes que ésta genera). A veces el diseñador puede elegir el formato, con lo cual tiene amplias posibilidades de composición. Pero en general está predeterminado y el diseñador debe adaptar su diseño a medidas estándar.

Formatos estándar (A4, A5, Oficio, Medio oficio, Tabloide, etcétera).

Formatos especiales (múltiples opciones posibles).

Un par de consejos:  Si es algo que el cliente no averiguó o no sabe, proponerle averiguar en la imprenta cuáles son las áreas de impresión de formatos estándares que manejan, para que no exista desperdicio de papel. Y si decide trabajar con formatos especiales, otra vez, averiguar en la imprenta si el formato especial se adapta a alguna de las áreas de impresión que manejan para que no exista desperdicio de papel y no se agranden los costos de impresión.

b. Limitaciones técnicas | COLORES

A nivel del color, una publicación permite las siguientes opciones:

1 tinta: blanco y negro o 1 color cualquiera (Cian, Magenta, Amarillo o un Pantone)

2 tintas: En general se usa siempre el negro acompañado de otro color (Cian, Magenta, Amarillo o un Pantone).  Esto es así porque el negro es la mejor tinta a la hora de plasmar texto.

4 tintas: La unión de las cuatro tintas permite trabajar con la gama completa de colores.

+ de 4 tintas: Cuando se agrega una tinta Oro o Plata o un Pantone institucional muy preciso.

Un consejo: averiguar en la imprenta de qué manera prefiere que se envíen los diseños trabajados a dos colores, o cuando se agrega  algún otro color fuera de los CMYK, por ejemplo un Pantone o un color Oro.

b. Limitaciones técnicas | CALIDAD DE IMPRESIÓN

Existen diferentes calidades de impresión, y el manejo de las posibilidades y limitaciones que brinda cada una de ellas, nos permitirá trabajar el diseño de manera tal de evitar errores y malos resultados finales en la impresión y a la vez lograr resultados estéticos aunque la calidad escogida no fuera la óptima.

Las diferentes calidades serían:

fotocopia –  duplicación –  láser –  offset (chapa hecha con vegetal) –  offset (chapa hecha con peliculado)

Lo que sigue es una tabla marcando las ventajas y desventajas de cada una de las calidades, a fin de saber qué diseños son posibles con cada una.

click para ampliar

click sobre la imagen para ampliar

b. Limitaciones técnicas | PAPELES

Usualmente, en la impresión editorial, las imprentas manejan dos tipos de papel:

obra –  ilustración (brillante o mate): Existe una inmensa variedad de papeles   (brillante, mate, papel obra, reciclado, con texturas, etcétera), pero no tenemos que olvidar que, mientras más especial sea el papel, mayor será el costo de la publicación.

gramaje: Es importante recordar la importancia del gramaje del papel en los resultados finales. Un papel demasiado fino o de mala calidad por ejemplo, trasluce la impresión del dorso.

opcionales (OPP, UV, barniz, etcétera): Asimismo, hay muchos tratamientos que pueden aplicársele después de la impresión.  Barnizado, cobertura ultravioleta total o sectorizada,  OPP mate, etcétera, son opciones válidas para darle un buen acabado de la impresión de tapa, por ejemplo.

b. Limitaciones técnicas | TERMINACIÓN

Dependiendo del formato, el tipo de publicación y la cantidad de páginas, existen diferentes opciones para la terminación de una impresión editorial. No será lo mismo la terminación de un libro, una revista, una agenda o un periódico. Diferentes opciones son:

doblado –  abrochado a caballo (doblado al medio y sujeto con broches) –  encuadernado (existen diferentes tipos de encuadernación que veremos en otras notas) –  anillado (espiral o doble alambre)

c. Contenido | EN GENERAL

En relación al contenido, de lo que en ­rea­­lidad estamos hablando, es de la manera en la que el cliente nos entrega todos los insumos / materiales que necesitaremos para empezar a diseñar. Es importante saber de qué manera queremos recibir esos materiales, aún cuando no siempre los recibamos así.

Es importante pedirle al cliente que envíe un archivo índice donde  conste TODO?el material que debería tener la revista y todas las aclaraciones que considere necesarias (jerarquía de los textos, ilustraciones que lo deben acompañar, orden de cada página, publicidades y ubicación de las mismas si corresponde, etcétera). Esto funciona como la primer diagramación que tendremos de la revista, y nos permitirá evaluar si tenemos todo el material o tenemos que reclamarlo.

El contenido en general incluye: textos e ilustraciones (fotografías, dibujos, gráficos, etcétera). Y es importante prestarle atención tanto a la cantidad como a la calidad del contenido.

c. Contenido | TEXTOS

Los textos pueden entrar de tres formas distintas: tipeados en WORD (óptimo), por mail (html) (bien/regular) o impresos (regular).

Una aclaración: En los casos que los textos nos lleguen impresos, si el caudal de material es grande, existen escáneres virtuales con software adecuado para levantar texto en formato digital desde nuestro escaner común. Por ejemplo, el ABBYY FineReader OCR Professional Edition 8.0, que se encuentra en cualquier buscador de la web y se puede descargar gratuitamente con una versión de prueba por quince días.

c. Contenido | ILUSTRACIONES

Las ilustraciones pueden llegarnos de tres formas distintas:

-óptima:  fotografías o ilustraciones digitales originales (.jpg o trazados, en alta resolución guardadas en cd o dvd)

-buena: fotografías originales (papel fotográfico, en buen estado de conservación), dibujos originales (papel blanco, tinta negra), dirección web o ftp de donde descargar las ilustraciones en alta calidad.

-regular: archivos digitales levantados de la web  por el mismo cliente, en buscadores comunes; archivos escaneados por el mismo cliente, sin precauciones de resolución; archivos digitales enviados por mail con pérdida de resolución; documentos impresos que habría que escanear, no hay ilustraciones.

Es importante que nosotros establezcamos los criterios de escaneo o captura web, ya que el cliente no siempre sabe y no tiene por qué saber cómo hacerlo.

CIERRE

Siempre es importante hacer este análisis antes de ponerse a trabajar específicamente en el diseño.

Puede darse en la primera reunión con el cliente, de manera tal que uno va preguntando  y conversando amenamente  mientras obtiene esta información. Puede darse que el cliente nos deje una revista de muestra para que vayamos elaborando un presupuesto y la revista funcione como puerta de entrada para obtener cierta información. Puede darse que nos encontremos con todo el material y tengamos que diseñar sin mayores preámbulos. No importa. El análisis previo es importante y conviene hacerlo igual.

Ojear la revista o darle una primera mirada al material, concentrándonos en los puntos mencionados hasta ahora, nos preparará para empezar el diseño con un punto de vista más claro, más preciso y nos permitirá generar un diseño conceptualmente más pertinente y eficiente.